viernes, 12 de octubre de 2012

INSTITUTO NACIONAL DE MEDICINA LEGAL Y CIENCIAS FORENSES

Investigaciones antropológicas arrojan aportes para procesos de identificación de cuerpos


Última actualización el Miércoles, 10 de Octubre de 2012 12:23 Escrito por comunicaciones Martes, 09 de Octubre de 2012 17:36
cesar3 Fotografías: Wilson Bogotá
Un convenio interinstitucional firmado en el 2009 entre el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses y la Unidad Administrativa de Servicios Públicos, Entidad responsable, entre otras funciones, de la administración de los cementerios distritales en la ciudad de Bogotá, permitió dar inicio a la implementación de la colección ósea humana de referencia de población colombiana con el fin de establecer estándares que serán aplicados durante los procesos de necropsia e identificación de los cadáveres en estado de no identificados.
Este importante trabajo que se adelanta con el apoyo de la Subdirección de Investigación Científica y el Grupo Nacional de Investigación Científica Forense del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, consiste en el análisis poblacional realizado a 600 cuerpos esqueletizados e identificados de individuos femeninos y masculinos con edades entre los 18 y 100 años, los cuales han sido entregados a la Entidad por parte de los cementerios en calidad de donación dentro del marco de dicho convenio.
cesar4
Esta colección de cuerpos es utilizada en un contexto académico científico y además ha sido objeto de investigación por parte de alumnos de universidades tanto nacionales como internacionales, generando así, una ganancia de doble vía al permitir que los estudiantes desarrollen actividades científicas tanto a nivel de pregrado y postgrado.
Esta colección de cuerpos es utilizada en un contexto académico científico y además ha sido objeto de investigación por parte de alumnos de universidades tanto nacionales como internacionales, generando así, una ganancia de doble vía al permitir que los estudiantes desarrollen actividades científicas tanto a nivel de pregrado y postgrado.
Dado que la norma estipula que todos los cadáveres que no sean reclamados por sus familiares luego de cumplidos cuatro años de su inhumación deben ser incinerados. Este proyecto, adicionalmente, se constituye en una segunda oportunidad para que las personas, por medio de los cementerios, puedan iniciar un trámite administrativo muy sencillo para solicitar el cuerpo, imprimiéndole a esta labor un trasfondo social y humanitario muy importante para la ciudadanía.
cesar2

Actualmente, el doctor Carlos Eduardo Valdés Moreno, Director General del Instituto Nacional de Medicina legal y Ciencias Forenses, aprobó una nueva propuesta que pretende recolectar 2.400 cadáveres más para completar un total de 3.000 adultos y además de ello 1.000 individuos subadultos.
Según el antropólogo Cesar Sanabria Medina, funcionario de este laboratorio y Coordinador de este proyecto, se espera que en cuatro años esta colección cuente con 4.000 individuos, acercándose, de esta manera, a las dos más grandes existentes en el mundo, ubicadas en Estados Unidos de América, cuyas cifras son cercanas a los 5.800 cadáveres, pero con la gran ventaja que la de Colombia, dispone de la totalidad de información antemortem de cada individuo.
cesar1png

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada